Días difíciles – días duros ¿Cómo superar un día difícil?

Hola

Hay días en que todo sale mal, hay días que piensas que hubiera sido mejor no salir de la cama porque todo lo que intentas sale mal, porque nada es como tu quisieras que fuera, porque todo se tuerce y parece que el mundo está en tu contra.

Todos tenemos días así, días en que piensas que lo mejor sería tirar la toalla y olvidarte de todo y de todos y largarte a la otra punta del mundo, cuanto más lejos mejor.

Seguro que te suenan los días así, ¿verdad?

Y cuando tengo un día así yo me pregunto ¿para qué me pasa esto? No me pregunto ¿por qué me pasa esto? no me pregunto ¿por qué a mi me pasa todo esto?, porque hacer estas últimas preguntas es como decir que yo no soy responsable de nada de lo que me pasa y que es el mudo y todo el universo entero que están en contra mía, que yo soy inocente de todo y que nada es culpa mía.

Aunque tampoco no hay que pasarse al otro extremo y pensar que yo soy culpable de todo lo malo que me pueda pasar, y flagelarme a mi mism@ hasta no poder más. Ya que esta tampoco es la solución porque lo único que conseguirás es minar tu autoestima, cargar con un sentimiento de culpa enorme y no quererte en absoluto a ti mism@, y todo esto no nos ayuda para nada a avanzar, a mejorar.

Salida de sol

Entonces la pregunta correcta para mi es ¿para qué me pasa esto? ¿qué razón hay para que todo me salga mal hoy?

Y esa respuesta sólo la tiene cada uno, en su fuero interno.

Quizá es para poner a prueba tu determinación para luchar por tus sueños, quizá es para ver cuan comprometid@ estás con tu mism@, con lo que dices que quieres, con lo que dices que quieres conseguir.

Quizá es para ver qué estás dispuest@ a hacer para conseguir la vida que deseas.

Quizá es para ver si te rindes cuando las cosas se ponen difíciles.

Quizá es para ver de que pasta estás hecho.

Quizá es para que puedas valorar de verdad los buenos días, para que cuando tengas un día bueno en que todo te sale bien (porque esos días también existen) sepas valorarlo en su justa medida y sepas dar las gracias como es debido.

Quizá es para ver cuanto te quieres a ti mism@ y qué te dices en esos momentos que ves las cosas y la vida de color negro.

Quizá es para ver si te quejas a la primera de cambio y cuanto te quejas, en lugar de intentar cambiar las cosas

Y hay muchas otras posibilidades…

 

Los días duros no son fáciles de vivir, ni agradables, te hacen sentir fatal, te hacen pensar que eres un desastre y que nada te sale bien…pero quizá, ya que tienes que vivir algún día así de vez en cuando, lo que podrías hacer es intentar aprender algo de todo lo que te pasa, intentar sacar una enseñanza que te ayude a conseguir hacer realidad tus sueños, que te ayude a ser el tipo de persona que quieres ser.

Quizá esos días difíciles son un regalo (aunque es complicado verlo así cuando estás en medio de la vorágine), y te traen una enseñanza, un aprendizaje, que si eres capaz de verlo así, de comprenderlo y de absorberlo, te impulsen hacia la vida que quieres vivir.

Y tu, ¿que aprendes de tus días difíciles?

Me encantará leerte

Un abrazo de ánimo,

Odina

Anuncios

26 comentarios en “Días difíciles – días duros ¿Cómo superar un día difícil?

  1. Vaya Odina los días difíciles, parecen días interminables y de poco aprendizaje, pero sí que lo tienen, y tal vez como dices, son días que te ponen a prueba para saber de qué pasta estás hecho, a los mejor son días que te preparan para días mejores, no lo sé, pero vivirlos si que es fuerte, sobre todo cuando llevan angustia, celos, rabia, rencor, dolor, y pare de contar, yo la verdad no soy muy fanática de este tipo de días, soy una persona extremadamente sensible, y días así, me derrumban con facilidad, aunque sigo haciendo lo mismo de siempre, me levanto, hago el desayuno, me baño, en fin, mis rutinas diarias, pero el sentir es muy distinto, ahora cuando es un día que te saca de tu cotidianidad y te invita a estar en lugares donde nunca has estado, la verdad es que puede que sean parte de tu aprendizaje de vida, pero son días que marcan bastante y son tan imborrables como los días plenos y felices.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes razón guapa cuando tienes un día difícil lleno de todos esos sentimientos de los que hablas es duro seguir adelante, y hay que sacar fuerzas de donde no las hay para seguir. Por eso pienso que lo mejor es aprender la lección que nos deja esos días y ver para que nos pasa todo eso y así aprender y no repetir de nuevo los mismos errores o no tener que pasar de nuevo por una prueba así de difícil.
      Un fuerte abrazo guapa

      Le gusta a 1 persona

  2. Esta claro que todo tenemos días duros, y que incluso en momentos de felicidad podemos pasar por situaciones más complicadas, no debemos asumir que las cosas van a estar bien siempre!! Ahí radican mi caos problemas.
    Creo que lo mejor para superar un día duro es contárselo a alguien que quieras, o simplemente juntarte con los amigos o tu familia y despejar la mente. Los seres que amamos son la mejor medicina.
    Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Julia
      La vida es cambio y hay momentos buenos y malos para todos. Tienes razón cuando dices que en los momentos malos es una buena idea refugiarse en las personas que queremos, así seguro que nos animamos y nos olvidamos de todo.
      Un abrazo

      Me gusta

  3. Hola, Odina
    Antes de nada, ¡enhorabuena por tu blog! Llegué a esta entrada y después de leerla he estado ojeando tu trabajo, haces una labor muy bonita!
    Y sí, creo que tienes toda la razón, es importante tener siempre perspectiva, saber que lo que no mata enseña, y que en realidad, aunque cueste verlo, al sufrir y pasar malas rachas en realidad estamos viviendo algo valioso. Hay una frase que creo que viene al caso, del cantautor italiano Fabrizio de André: “De los diamantes no nace nada, del estiércol nacen las flores” ¡Y tenía toda la razón! 🙂
    A veces las lecciones más valiosas se encuentran en los días más difíciles, y es importante tener siempre en cuenta, como bien dices en tu entrada, que en realidad los días difíciles pueden llegar a ser un regalo, solo tenemos que saber verlo.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Leticia por tu comentario, ¡me ha encantado y me ha animado mucho a seguir adelante!!
      Me ha gustado mucho la frase de Fabrizio de André y además es totalmente cierta. Tenemos que aprender las lecciones que nos dejan los días difíciles, y así ir mejorando y dejando de cometer los mismos errores
      Un abrazo

      Me gusta

  4. No podemos evitar los días difíciles, pero la tarea siempre radica en como aceptamos estos momentos que muchas veces nos quieren llevar a la locura.
    Que difícil es lidiar con los días difíciles, ja ja.

    Yo intento desconectar y desconectar, buscarle el lado positivo a las cosas y mirar que tipo de aprendizaje puedo adquirir.

    Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  5. Me encanta la frase :Quizás para poner a prueba tu determinación. Yo creo que la vida te pone esos días difíciles para darte una lección: si no lo aprendes, vuelve a ponerte esas situaciones hasta que seas capaz de superarlas.
    Y si la determinación para mí es clave: cuántas veces, en el sofá, soñamos con conseguir algo, y cuando topamos con un obstáculo, ¡ se acabó! Si nos concentramos un poco, si viéramos más allá de la dificultad, caeríamos en que es un aprendizaje que tenemos que hacer para “pasar al siguiente nivel”.
    También es verdad que los días malos, cuando pasan cosas desagradables, son muy duros, y poco hay que aprender. A veces las heridas no se cuidan, y solo podemos dejar el tiempo pasar hasta que podamos vivir con ellas.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Me gusta la idea de pasar al siguiente nivel, y es muy cierta, la vida nos pone pruebas y si aprendemos la lección seguimos adelante, sino volvemos a tener delante la misma prueba…y así hasta que aprendemos lo que sea que tengamos que aprender ahí.
      Y esas pruebas son desagradables y duras de pasar, pero no hay más remedio que aprender y seguir adelante.
      Gracias por comentar. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  6. Los días difíciles no son agradables pero siempre traen una enseñanza, todas las cosas “malas” que me han ocurrido en la vida, me han traído experiencia interesantes que a la larga resultaron ser positivas. Todo ocurre por algo, hay que tomar el aprendizaje de las experiencias difíciles y continuar hacia adelante, porque todo en esta vida ocurre por algo y así como hay días malos también hay días maravillosos que equilibran la balanza.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu aportación Yliria. Es cierto, todo ocurre por algún motivo y de todo podemos sacar una enseñanza, especialmente de los momentos difíciles, aunque sea muy duro vivirlos.
      Un abrazo

      Me gusta

  7. Hola guapísima!

    Siempre he pensado que los días difíciles están para enseñarnos a valorar más los días “fáciles”, aquellos días en los que nos levantamos de buen humor y parece que nada ni nadie pueden chafarnos el momento.

    Si todo siempre fuera sencillo y alcanzable, probablemente valoraríamos menos esos momentos y nuestra actitud se vería menos desafiada al no tener que poner en práctica mecanismos para adaptarnos y desenvolvernos en las situaciones más desagradables para nuestro ser.

    En mi caso, cuando veo que el día no está yendo cómo me gustaría, salgo a dar un paseo o al cine para despejarme y aclarar mis ideas. También hago un alto en el camino para reflexionar el por qué me siento así o cuál es el origen de esas circunstancias, y lo cierto es que me ayuda a replantearme las cosas y a clarificar mi mente.

    Sea como sea, todo en esta vida es una oportunidad de aprendizaje!! 🙂

    Un abrazo grande!!

    Ali

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola guapa!
      Si Ali todo en la vida puede ser un aprendizaje, sólo depende de como lo queramos ver nosotros.
      Estoy de acuerdo contigo que los días difíciles nos ayudan a valorar más los días en que todo nos sale bien, porque sino podríamos dar por sentado este tipo de días y tenemos que valorarlos.
      Cada uno tiene que encontrar el truco para que los días “malos” no le arrastren, y pueda relajarse y pensar para así aprender las lecciones que nos traen este tipo de días.
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  8. Hace tiempo aprendí que no hay días difíciles realmente simplemente hay días en que las cosas no salen como las tenemos planeadas porque algo ha fallado en esa planeación, en esa perfección de vida que tenemos trazada y es precisamente por eso que falla, porque la vida no es perfecta y eso es algo que tenemos que comprender para disfrutar cada día con sus imperfecciones y aprendizajes. No es sencillo, pero es un camino que deberíamos recorrer para realmente aprender lo que debemos ese día que se nos salió de contexto, que dejó de ser perfecto por alguna razón… Excelente reflexión guapa, es mucho lo que podemos aprender de esos momentos, mucho 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tu comentario guapa.
      Si, a veces queremos controlarlo todo y planificarlo todo, pero la vida no funciona así, y por eso cuando las cosas no salen como queríamos debemos aprender la lección y fluir con la vida, aunque eso no sea tan fácil…pero hay que intentarlo 😉
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  9. Creo que lo más importante es aceptar que los días malos pasan pero no te definen, en mi casa siempre se ha dicho que no importa cómo ha sido el hoy porque mañana nos espera un día nuevecito, efectivamente no es vivir con la mirada fija en un hipotético futuro hiper feliz pero si en dejar pasar un rayito de esperanza, no todo es tan malo como lo vemos cuando pasamos un mal momento.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola guapa
      Si es cierto, las cosas no son negras o blancas sino que suelen ser más bien grises. Y debemos encontrar la esperanza en los días que son difíciles y seguir adelante, aprendiendo lo que tengamos que aprender
      Un abrazo

      Me gusta

  10. Pues si hay días que son negros, otros grises y otros amarillos de alegría, pero necesitamos dias grises y negros para valorar los amarillos…asi que yo me digo esto…el dia malo es para aprender y disfrutar de mas días buenos…la vida es un viaje…y llegar al final del mismo sin haber pasado ninguna aventura no es divertido. Gracias por el post

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s