Dar las gracias

¡Hola!

Dar las gracias- un habito a insaltar en tu vida

Dar las gracias por todas las cosas buenas que tienes en la vida debería convertirse en tu hábito

Es una buena actitud dar las gracias por todas las cosas buenas que tenemos ahora en nuestra vida. Te hace sentirte más conectado, más en paz.

Aunque sé que hay momentos en que esto no es tan fácil, porque hay veces que las cosas en nuestra vida no van como quisiéramos, y nos sentimos enfadad@s o tristes. Es en estos momentos en los que se requiere de un gran valor para no dejarse llevar por la tristeza y dar las gracias por lo bueno que si hay ya en nuestra vida.

Incluso en los malos tiempos hay en nuestra vida cosas por las que vale la pena estar agradecid@s: el sol que nos calienta, la camarera simpática del bar de la esquina que nos sirve el café por la mañana, la primavera (o el verano o el otoño o el invierno), los buenos amigos de siempre o los nuevos o los que estás conociendo…

¿Cuantas cosas damos por hechas en nuestra vida? ¿cuantas pequeñas cosas no somos capaces de valorar?

Damos por hechas muchas cosas de las que otras personas no pueden disfrutar. Por ejemplo donde yo vivo, en Barcelona, hace muy buen tiempo, un sol agradable y puedo salir a pasear cuando quiera, tranquila y segura y disfrutar del sol, sin preocuparme por nada. Esto no lo pueden hacer personas que viven en muchos otros países del mundo.

Sé que esto suena a muy filosófico o quizá muy simple, demasiado simple, pensarás algunas veces.

Pero es que la felicidad está hecha de pequeños momentos, de instantes que nos roban el corazón y que nos hacen conectar con la vida, con el universo.

Y estoy convencida de que es mucho mejor enfocarte en estos momentos de felicidad.

Enfócate en estos momentos, en lo que sí tienes, y no en lo que te falta o en aquello que no va bien. Porque si haces esto último te enfocarás en lo negativo y pondrás toda tu atención en lo que no funciona y dejarás de valorar lo que sí tienes y sí te funciona en la vida.

Y si te enfocas en lo negativo, sólo traerás más negatividad a tu mente, y a tu vida en consecuencia. Y acabarás en un bucle de cada vez más y más negatividad.

Y eso no lo quieres. No lo quiere nadie.

Por tanto es mucho mejor enfocarte en los momentos de felicidad que tienes, en los pequeños placeres de la vida, en las cosas que te gustan, en la gente que ya está a tu lado y te hace sonreír, gente que quieres y que te quiere. Y en tantas y tantas otras cosas.

Pruebalo y nota que sientes, que te dice tu cuerpo.

A mi enfocarme en ello me trae paz y calma.

Y por esa paz vale la pena dar las gracias, dar las gracias por todo lo que sí tienes.

Porque como más des las gracias, más te enfocarás en lo bueno que ya hay en tu vida y más paz y calma sentirás. Y más querrás dar las gracias y más paz sentirás, en un bucle que te hará bien.

Para ello te propongo un sencillo pero poderoso ejercicio:

Ejercicio: Dar las gracias cada día por 3 cosas

Y para no olvidarlo, ayúdate: ponte una alarma en el móvil para recordártelo, todos los móviles tienen alarmas e incluso puedes ponerte una melodía que te guste. O una nota en un sitio que veas cada día en tu casa o en el trabajo. O ponte una pulsera o un anillo que veas cada día y te lo recuerde.

Cualquier cosa que te haga recordar que quieres crear un nuevo hábito en tu vida: enfocarte en lo bueno, en lo bonito que ya tienes y da las gracias por esas cosas o personas o situaciones.

Da las gracias y mira que pasa. Y luego nos cuentas, ¡Estaremos deseando oírlo!

Un abrazote enorme,

Odina

 

 

 

Anuncios

19 comentarios en “Dar las gracias

  1. Este hábito es una de mis asignaturas pendientes, y reconozco que implementarlo, en su día me ayudó

    Parece un ejercicio muy sencillo y muy obvio, pero ayuda a conectar con lo bueno, y a ver lo bueno que tienes.
    Enfocarte en lo bueno, ver siempre el lado positivo es más constructivo que lo contrario.

    Me ha gustado mucho la idea de llevar un anillo o algo que te recuerde dar las gracias. Empezaré a hacerlo y te contare

    Le gusta a 1 persona

    • Hola guapa
      Si, tienes razón parece un ejercicio fácil, pero se nos olvida hacerlo o mantenerlo con el día a día tan ajetreado que tenemos en muchas ocasiones.
      Y si, ver el lado positivo es mucho más constructivo y nos ayuda a avanzar ya que nos aporta mucho más, que ver el lado negativo.
      Me alegro mucho que mi idea te ayude a enfocarte en lo bueno de tu vida.
      Gracias por comentar. un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  2. Genial post, Odina!

    Incorporé esta práctica en mi día a día hará algo así como un año y medio aproximadamente y me ha ayudado sobremanera a tomar conciencia y a valorar mucho más todas las cosas positivas que puedo disfrutar cada día.

    Un ejercicio muy sencillo y que aporta beneficios muy saludables. Tendemos a quejarnos por cosas que nos suceden, a quejarnos cuando algo no sale cómo esperamos, sin plantearnos demasiado que a lo mejor eso por lo que nos quejamos realmente no tiene demasiada importancia.

    Gracias por esta gran reflexión, guapa!

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola Ali!
      Es una muy buena práctica guapa, nos ayuda muchísimo y además cuando no lo hacemos y nos dedicamos a quejarnos, nos enfocamos en lo malo, en lo negativo y dejamos de ver que quizá eso por lo que tanto nos quejamos dentro de un año ni siquiera lo recordaremos o quizá, quien sabe, nos lleve algo bueno…sólo el tiempo puede decirlo
      Gracias por comentar
      Un abrazo enorme

      Me gusta

  3. Qué gusto leer que hay personas que tienen ese dar gracias como mantra.

    Abro el grifo y hay agua; pulso un interruptor y hay luz; tengo un techo que me cobija y puedo comer de tres a cinco veces si quiero al día; cada día tengo alguien con quien hablar, si lo elijo y alguien a quien abrazar o tender la mano; dos gatas maravillosas que me dan una ternura infinita; puedo elegir qué ropa ponerme; hacer ejercicio; tomar contacto con la naturaleza (hay un otoño espectacular, por cierto); leer cosas como esta; escribir cosas que me encantan. Y sentir eso que dices, Odina: una gratitud inmensa por todo ello.

    Y por ti, que nos lo traes. ¡Gracias, gracias, gracias! Un abrazo… agradecido.

    Le gusta a 1 persona

  4. Odina yo tengo un lema que me ha ayudado bastante: Gratitud es la mejor actitud.
    Las personas no saben lo poderosa que es la palabra Gracias, parece simple, pero envuelve tanto poder, porque cuando agradeces los pequeños milagros cotidianos suceden y la vida te va respondiendo en la misma medida en que agradeces, incluso cuando quieres algo nuevo en tu vida, agradécelo como si ya lo tuvieras, el agradecimiento es tan poderoso que te aclara la perspectiva y comienzas a apreciar muchas cosas importantes que antes no veías.
    Me gusta el ejercicio que propones, es bueno cuando uno asume ya la postura de agradecimiento en su vida, pero si aun no la tienes, poner una alarma que te lo recuerde es genial, esto mientras te acostumbras a ser una persona diariamente agradecida.
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  5. Actualmente estoy viviendo una situación…extraña. requiere que tome decisiones difíciles y me centro en lo positivo, hasta el punto que se me olvida que tengo decisiones que tomar y solucionar cosas…

    Puede ser contraproducente 😉

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Lucía
      Creo que si te centras en lo positivo ya encontrarás la solución a tus problemas, date tiempo a ti misma. Si sólo te centraras en lo negativo las decisiones que tomaras estarían basada en lo negativo y ¿seguro que querrías una decisión así?
      Muchos ánimos y un abrazo bien fuerte

      Me gusta

  6. La gratitud es la virtud de las personas emocionalmente inteligentes, me ha gustado mucho el ejercicio que nos dejas. Para aplicar la gratitud en nuestra vida el primer punto es dejar aun lado las quejas, mientras menos nos quejemos mas razón para agradecer tendremos.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  7. Qué bonito guapa, la verdad es que agradecer debería ser parte de nuestra vida. Nos cambia totalmente de una manera que no podemos expresar sino cuando lo vivimos. Porque agradecer va mucho más allá de hacer sentir bien al otro, es una excelente manera de sentirnos bien nosotras mismas. No sé porqué a algunas personas les cuesta tanto dar las gracias, pero conozco personas que realmente les da muy duro a pesar de que sabes que quieren hacerlo, no sé si es un tema de humildad o de orgullo, pero lo cierto es que dar las gracias es genial y deberíamos hacerlo cada día, porque somos afortunadas de estar aquí 🙂

    Así que gracias guapa, un excelente post para reflexionar 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Hola guapa!
      ¡Gracias por tus comentarios! Tienes razón deberíamos hacer del agradecer una parte de nuestra vida, ya que nos hace sentir muy bien a nosotras mismas.
      Yo tampoco sé porque a algunas personas les cuesta dar las gracias, pero se pierden un montón de positividad y de buen rollo
      Un abrazo

      Me gusta

  8. Una cosa que hago yo es sonreír aunque no tenga ganas, sonreír sin más puede hasta ser una sonrisa forzada pero ni mi cerebro ni mi corazón lo saben así que al final sonríen conmigo, hace años que lo hago y me va fenomenal, lo de agradecer lo empecé de joven hay días en que lo veía todo mal pero ahora procuro apuntar las tres cosas en mi agenda, al final siempre hay algo así sea la ducha de por la mañana o el pillar asiento libre en el metro, creo que damos tan por sentado todo que se nos ha ido olvidando disfrutar de las vistas por estar fijándonos en la meta.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Angie
      Haces muy bien en sonreír sin motivo, seguro que así todo te va mejor y también muy bien por agradecer las pequeñas cosas de la vida, demasiadas veces las damos por sentado. como tu dices hay que disfrutar de las vistas del camino 😉
      Un abrazo

      Me gusta

  9. Un gran hábito que ya forma parte de mi vida; me gusta tener una libreta especialmente para dar las gracias todos los días. Interesante que lo divulgues para que más gente sepa la importancia de la gratitud.

    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  10. Pingback: ¿Te apuntas al Hygge? | Cami a l'estel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s