Simplificar

Hola

0001-70592367

Hoy te quería hablar de simplificar, de hacer las cosas más fáciles, de optimizar y dejar de repetir acciones, ya que todo esto no te ayuda a vivir la vida que sueñas.

Este deseo que tengo de hablar de este tema viene porque últimamente he estado reorganizando el blog y ajustándolo para que quede como siento que debe estar y así refleje aquello que deseo transmitir, con el único objetivo de que sea más fácil para mis lectores encontrar mis escritos, ya que para mi es muy importante serte útil y ayudarte, porque deseo que, tu que me lees, hagas realidad tus sueños.

He hecho estos reajustes como consecuencia de una reflexión sobre el camino que sigo. Y porque pienso que a veces es bueno detenerse un momento y ver si seguimos el camino correcto, justo aquel que queremos seguir, y si hace falta hacer un pequeño cambio de rumbo, hacerlo sin dudar, para que así el camino nos lleve al destino deseado.

Ya sé que no tenemos tiempo para parar y reflexionar sobre lo que estamos haciendo, y si lo que hacemos se aliena con quienes somos ahora en este momento de nuestra vida, y si los pasos que estamos dando nos llevan a la vida que deseamos vivir. Pero si no paras puede ser que te desvíes de tu camino y ni siquiera te des cuenta de ello. Por lo tanto es de vital importancia que encuentres el momento para parar y “escanear” tu vida y tu situación actual y luego hacer, si es necesario, pequeños ajustes para seguir persiguiendo tus sueños, porque este proceso te hará seguir exactamente el camino que deseas para poder hacer realidad tus metas, a pesar de que no siempre sea fácil ni tengas el tiempo o las ganas de hacerlo.

En resumen es necesario parar de vez en cuando y hacer un “escaneo” general de la situación, para ver donde estamos y hacia donde nos dirigimos.

Y en mi caso hacer este “escaneo” del que te hablo me ha llevado a pensar en simplificar, pero no para hacer menos cosas o tener menos proyectos en marcha, sino para ser realmente productiva y poder llegar así a hacer todo aquello que deseo.

La clave está en simplificar para dejar de perder el tiempo y hacer muchas más cosas que tengan sentido para ti.

Simplifica para hacer menos tareas repetitivas, improductivas y que no te motivan ni te ayudan a ser quien quieres ser.

Y para ello es necesario simplificar tu vida basándote en aquello que realmente cuenta para ti, aquello que es básico y te ayuda a vivir la vida que deseas. Si consigues simplificar dejarás de perder el tiempo con acciones o pensamientos repetitivos, en búsquedas, en estrés, en nervios,…

  • ¿Te has dado cuenta que a veces haces las mismas o parecidas acciones varias veces al día? Te aconsejo que planifiques y hagas tareas parecidas en bloque para que así no repitas las mismas acciones varias veces en un periodo corto de tiempo.
  • Ordena y si tienes cosas duplicadas o que no usas tíralas. Si, ya sé que no siempre es fácil, pero si hay un objeto en tu casa que no has usado en el último año ¿de verdad lo vas a usar en los próximos meses? Si lo tiras tendrás más espacio para otros objetos y no tendrás que limpiarlo, ordenarlo,…en definitiva “perder” tiempo con este objeto.

Y a la vez que liberas espacio en tu casa, también lo harás en tu mente y en tu vida, y eso te hará ir más ligero y podrás pensar en otros temas que te ayudarán a hacer realidad tus sueños.

  • Organiza tu mesa de trabajo y tu casa para que no pierdas el tiempo buscando cosas que no tienes ni idea de donde están,  y así con el tiempo que te ahorras al dejar de buscar objetos, puedes dedicarte a llevar a cabo acciones que sí te catapulten hacia la vida que deseas.

Otro punto que debes tener en cuenta es que los seres humanos vamos evolucionando con el tiempo y vamos aprendiendo con las vivencias que tenemos, y al cabo de un tiempo ya no eres el que eras antes, por lo tanto tienes que ver que lo que estás haciendo en tu vida se alinea con quien eres tu ahora. Hay objetos o ropa que ya no usas o no te pones porque ya no encajan contigo, ¿para que guardarlos?

En resum, simplifica, planifica, ordena, organiza y tira lo que ya no encaja contigo.

Simplifica y ordena pero sin obsesionarte. Todos los extremos son malos y tampoco se trata de que estés compulsivamente ordenándolo todo todo el tiempo. Relájate y encuentra tu punto óptimo de orden, en el que sepas donde están las cosas y que te permita no perder el tiempo buscándolas, y que a la vez te deje tiempo para ti, para ser quien eres, para hacer acciones que te ayuden a ir andando, paso a paso hacia la vida que deseas.

Todo es cuestión de equilibrio, y tu debes encontrar el tuyo.

¡Espero que estos consejos te sean muy útiles!

Un abrazo,

Odina

Anuncios

25 comentarios en “Simplificar

  1. Pingback: Simplifica segunda parte | Cami a l'estel

  2. Pingback: Simplifica segunda parte | Cami a l'estel

  3. Pingback: Simplificar y ordenar | Cami a l'estel

  4. Odina vivimos con un remolino de información a nuestro alrededor, el mundo está tan vertiginosamente abarrotado que simplificar es casi una locura, un romper paradigmas, un ir en contra de la corriente, pero que bien cuando tomas consciencia de algo tan importante como lo es simplificar, tanto cosas materiales como emociones e historias que ya no necesitamos, es algo así como recogerlo todo y vivir con lo esencial, y lo esencial es tan simple, y en la simpleza es donde se encuentra la verdadera grandeza de la vida, si entendemos esto, lo entendimos todo.
    Un lindo post lleno de verdades.

    Le gusta a 1 persona

    • Eliana gracias por tu comentario. Me encanta cuando dices que en la simpleza es donde se encuentra la verdadera grandeza de la vida, es totalmente cierto, solo tenemos que verlo y empezar a vivir así.
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  5. Hola, Odina: nos traes aquí cuestiones que me vienen inquietando desde hace tiempo, sobre todo, desde que vemos el mundo a través de múltiples pantallas que, o nos damos cuenta o secuestran nuestra atención hasta hacerse con el mando de la casa (nuestra atención y lo que hayamos decidido hacer). Lo que hago para corregirlo es ponerme pequeñas metas diarias: hasta que no es tal hora o no he escrito tantas palabras, no enciendo el móvil; de tal hora a tal hora, redes, y fuera de esa hora, ni redes ni puñetas; si estoy con alguien, y salvo que espere algún mensaje urgente, no miro el móvil (reconozco que a veces se me va la mano y me salto mis propias prescripciones). En fin, cosas así encaminadas a proteger lo que he decidido, desde mi sentido de la responsabilidad y desde mi voluntad, hacer.

    Simplificar, organizar, agendar, ordenar sin caer en obsesiones, evitar distracciones y ganar en eficacia. Y por ese camino, recordarnos a nosotros mismos quién tiene la última palabra.

    Abrazos a través y más allá de las pantallas (mientras no puedan ser de otra manera 😉 ).

    Le gusta a 1 persona

    • Marian me gustan mucho estas reglas que te has marcado, yo también lo hago, porque es que sino lo hacemos así al final estamos haciendo mil cosas a la vez y ninguna bien, y por tanto ni estás con la gente con la que quieres estar, ni acabas ninguna tarea y mucho menos eres eficiente. Por eso la calve está en simplificar y ordenar sin obsesiones.
      Un abrazo para ti también 🙂

      Me gusta

  6. Desde que descubrí el minimalismo intento aplicarlo a todas las aéreas de mi vida, algunas son aún una tarea pendiente pero todo se andará, mi simplificación si que pasó por dejar de hacer tantas cosas, por dejar de abarcar responsabilidades que ni eran mías, ni las quería, ni me hacían feliz, he dejado muchas cosas atrás para poder encontrar un tiempo para encontrarme y no podría estar más contenta, con las cosas físicas pasa algo genial y es que entre menos tengas ¡menos limpias! a mi con éso me enamora.

    Feliz año nuevo.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy bien Angie por simplificar y no cargar con responsabilidades que no te tocan.
      Estoy totalmente de acuerdo y también lo aplico Angie, como menos tienes menos tienes que limpiar y ordenar jejeje
      ¡Feliz año para ti también!

      Me gusta

  7. Hola Odina:
    Sobra decir que estamos sobre estimulados y que caemos en bucles de hacer más y más cosas. Nos cuesta parar, como dices. A veces estar sentados en el sofá, con la tele puesta pero sin verla, simplemente, dejando la mente en blanco, sin pensar en lo que he hecho y en lo que me queda por hacer. Llenarnos la agenda hasta cubrir todos los huecos, hacer dos cosas a la vez o querer cumplir con todo el mundo menos con lo que se alinea con nosotros.
    Sin duda este pot es para guardarlo y leerlo cuando nos vemos saturados, porque de verdad que nos hace falta parar, como bien dices.
    ¡Ah! Otra apunte acerca de simplificar: lo perfecto no es cuando no hay nada más que añadir, sino nada que quitar ; )

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola, Odina:
    Estoy de acuerdo que simplificar nos permite enfocarnos mejor en lo importante. Siempre busco la forma de ser más efectiva y productiva, realizando por ejemplo tareas parecidas en bloque como tu propones.
    Poner orden en nuestros armarios, mesa de trabajo, correo etc. no sólo nos permite liberar espacio físico y sino también mental. Y despejando nuestra mente haremos espacio para nuevas ideas.

    Le gusta a 1 persona

  9. Siempre he pensado que la felicidad está en disfrutar de las cosas sencillas de la vida, disfrutar de todo hasta de lo más pequeño. Para qué complicarnos con situaciones complejas… A veces buscamos la felicidad en el lugar equivocado, sin embargo, apreciar lo cotidiano puede ser lo más bonito.

    Le gusta a 1 persona

  10. Guapa, me encanta esta palabra. Creo que si la utilizáramos más seríamos mucho más felices en nuestras vidas. Simplificar es mucho más que eliminarlo todo, es saber administrar lo que tenemos, sacarle valor y ser mucho más productivas sin necesidad de tener de todo, porque tenerlo todo no siempre nos ayuda a ser más felices o hacer mejor nuestro trabajo. Me ha gustado tu reflexión y consejos guapa. Simplifiquemos más y la vida será mejor 🙂

    Le gusta a 1 persona

  11. Hola Odina!

    Gracias por compartir tan útiles recomendaciones!

    Me apetece compartir contigo una anécdota al respecto. Hace tres semanas me incorporé a mi nuevo puesto de trabajo y me encontré poco menos que un caos en mi lugar de trabajo.

    Como me dieron carta blanca para gestionar mis tareas a mi manera y según el método que me resulte más eficiente, empecé a deshechar todo aquello que no era necesario y crear nuevas herramientas que realmente eran mucho más provechosas para mejorar mi productividad (y la de todo el equipo) y minimizar los errores que antes se cometían tan frecuentemente.

    Los resultados del cambio no han tardado en hacerse notar, aunque algunos de mis compañeros al principio se mostraban reticentes a esta nueva forma de hacer. La resistencia al cambio suele ser algo habitual, pero está más que demostrada la necesidad de revisar periódicamente si lo que tenemos alrededor acompaña o está alineado con lo que realmente pretendemos conseguir.

    Te recomiendo el blog de mis amigos de Superhábitos, quienes ofrecen también grandes artículos sobre este tema, especialmente Lucía Serrano.

    Un grandísimo abrazo!

    Ali

    Le gusta a 1 persona

    • Ali gracias por compartir esta anécdota. Si, es normal que a la gente le cuesta cambiar la forma de hacer las tareas porque están acostumbrados a ello, pero a veces es necesario remodelarlo todo para ser más productivos.
      Gracias por la recomendación
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  12. He amado eso de escanear, es una rutina que últimamente estoy haciendo en mi vida. No perder el tiempo, que contraste de la vida, nos quejamos porque supuestamente el tiempo no nos da, pero para perder el tiempo somos unos expertos. Una vez a la semana lo dedico para limpiar mi habitación y una vez al mes para sacar cosas que no uso.
    Simplificar nuestras vidas creo que es querernos y cuidarnos. Excelente post querida.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola guapa
      Gracias por compartir tus trucos, es una buena idea ir limpiado y tirando todo lo que ya no usamos.
      Tienes mucha razón simplificar es querernos y cuidarnos, ¡me encanta esta frase!
      Un abrazo

      Me gusta

  13. Hola! Me ha encantado tu post. A veces el mero hecho de tener todo ordenado y a mano como dices, nos ahorra tiempo y parece que todo fluye mejor.

    Totalmente de acuerdo en que a veces necesitamos parar y ver si seguimos nuestro camino.

    ¡Un abrazo gigante!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s