Fluir como el agua

¡Hola!

Fluir como el agua

Tanto si nos gusta cómo sino, la vida es cambio, pero nosotros nos aferramos a lo conocido, a lo que ya poseemos y esto es así por el miedo que tenemos a lo desconocido, al futuro y a lo que nos pueda suceder.

Y realmente Lo único permanente es el cambio.

Nos cuesta soltar y vivir lo que la vida nos va trayendo, porque estamos más pendientes de los planes, de las agendas y de todo aquello ya programado, que del momento presente y de toda su magia.

A los seres humanos (o en su mayoría) nos gusta tenerlo todo controlado. Saber dónde estamos y que será lo próximo que nos sucederá.

Pero la vida es imprevisible.

En lugar de aferrarnos a lo conocido, sería mucho mejor que aprendiéramos a fluir como un barco en el río o en el mar, adaptándonos a las circunstancias cambiantes, al viento, a la brisa o al temporal.

Estrella2Una buena idea es aprender a fluir como el agua de un río, que siempre está en movimiento y cambio. De hecho no podemos bañarnos dos veces en el mismo río, ya que el río no es exactamente el mismo a cada minuto que pasa.

Además hay que destacar que el agua que fluye es un elemento muy poderoso, que hasta puede llegar a perforar piedras, con el paso de suficiente tiempo.

Te invito a hacer un sencillo ejercicio: ves a un río y mira el agua, permítete pasar un tiempo en silencio y calma, simplemente observando el agua correr río abajo. Puedes estar sol@ o acompañad@, pero es imprescindible concentrarte en el agua y en el río.

Percibe el sonido del agua, como la corriente va pasando, como se lleva hojas, palitos…

¿Hay animales?

¿Se refleja el sol en el agua?

¿Qué sonidos oyes?

¿Está fría el agua? Observa la temperatura

¿Pasa rápida/lenta la corriente?

Etc. Etc hay mil detalles para observar. Déjate maravillar por el agua y su fluir río abajo y toda la vida que hay en ese fluir. Toda la magia que allí hay.

El agua de un río no para, nunca se detiene y sin embargo siempre está viva. Nosotros deberíamos aprender de ese fluir, de esa falta de resistencia.

Seamos más como el agua, fluyamos más, en lugar de empeñarnos en luchar contra todos los elementos, contra todos y todo, esforzándonos tanto por cualquier cosa.

Como dicen: “Be water, my friend” 😉😊

 

Me encantará leer en los comentarios como te has sentido al hacer este ejercicio.

Un abrazo,

signature

Anuncios

48 comentarios en “Fluir como el agua

  1. Holaaa,
    No tengo rios cerca pero si el mar. Así que tomo nota para este finde cuando vaya a alguna playa tranquilita y pueda concentrarme en fluir 😀 Solo por ese momento de “conectar” con el agua valdrá la pena.
    Saludos

    Me gusta

  2. Hola! Cuantabrazon hay en este post, el.ser humano es “cobarde” nos ds miedo lo desconocido y no paranos en pensar que es inevitable porque la vida si o si esta llena de cambios ya sea para bien o para mal y tienes toda la razón en vez de evitar las circunstancias hay que aprender a vivir sin miedo adaptandonos a los cambios y siempre viendo el lado positivo, haré sin duda el ejercicio seguro que me relaja muchísimo muchos bss

    Me gusta

  3. Me gusto mucho tu post, me senti muy identificada con muchas cosas que dices porque de hecho actualmente estoy viviendo un cambio en mi vida impresionante y se que a veces es dificil soltar el pasado y simplemente disfrutar de la vida, fluir como tu dices, estoy aprendiendo eso asi que me cae como anillo al dedo el ejercicio y sobre todo tu post. Gracias por tus consejos =)

    Me gusta

  4. Muy cierto, hay que aprender a fluir con el agua.

    Desconectar y encontrar nuestro punto emocional en sintonia con la naturaleza, para empezar a crear una corriente de energia piostiiva, para enderezar nuestro mundo

    Me encanta tu post, lleno de vitalidad y optimismo.

    Me gusta

  5. Hola, la verdad que es un ejercicio que todo el mundo tendría que hacer de vez en cuando. La sociedad de hoy en día es tan estresante que no somos capaces de pararnos y dejarnos llevar. Necesitamos tener todo controlado y cada momento planeado, sin embargo a veces hay que ser más como el agua como tu dices. Gran reflexión y gran ejercicio para estar más en armonía con nuestra alma. Un saludo

    Me gusta

    • Gracias Clau 😆 Este ejercicio nos ayudará a fluir como el agua y con la vida y todo lo que esta nos va trayendo.
      Sin duda deberíamos hacer este ejercicio muy a menudo, tal como tu dices.
      Saludos

      Me gusta

  6. ¡Hola!

    La verdad es que no tengo ningún río cerca para hacer el ejercicio que propones, pero lo tendré en cuenta pues me parece muy lindo ya que nos invita a meditar.
    Cuánta razón tienes cuando dices que dejamos de vivir y de disfrutar de los momentos contidianos que nos ofrece la vida, por estar padeciendo y pensando en lo que pasará en el futuro. La planificación es importante, pero sin obsesiones. Lo más importante es vivir el momento y claro que sí fluir con el agua.

    ¡Gracias por estas reflexiones tan bonitas!

    Me gusta

  7. Fluir como el agua es el título perfecto, precisamente porque no tiene un principio y un fin. Cerca de mi casa a unos cuantos metros tengo un río y es un ejercicio buenísimo el ir y meditar un poco a la orilla de algún lugar como este, te cambia en muchos aspectos interiormente. Espero que muchas personas hagan este ejercicio.

    Me gusta

  8. Hola guapi!
    Me ha encantado el post me sentí muy identificada, yo soy de las personas que les gusta desconectarse y encontrarse con la naturaleza siento que hace muy bien al espiritu.
    No tengo rios cerca a mi casa pero si tengo el mar. El sonido del agua es muy relajante 😀
    bisous

    Me gusta

  9. Creo que deberíamos dejarnos llevar un poco más a menudo. Esa obsesión que tenemos por controlarlo todo y saber lo que nos deparará el futuro a veces nos conlleva estrés, agobio y muchísima ansiedad. De esta manera, no vemos los preciosos detalles que nos presenta la vida cada día y no los disfrutamos. Como tú has dicho, hay que fluir y no tener miedo a los cambios. En todos los caminos que tomemos habrá que adaptarnos y cosas que no esperábamos pero eso no tiene que por qué ser malo en absoluto. Parémonos a respirar y a cerrar los ojos solo unos momentos al día. 🙂 Como siempre… me ha encantado tu post. Un besazo enorme.

    Me gusta

  10. Como dices la vida es evolución, cambio y movimiento. Aferrarnos sólo nos trae frustración. Me ha encantado tu propuesta de observar un río y cómo fluye. Me parece un ejercicio de lo más relajante. De hecho me ha recordado el libro Siddharta de Hermann Hesse.

    Me gusta

  11. Es casi inevitable hacer ese ejercicio que has propuesto de forma inconsciente cada vez que vemos un rio. Nos quedamos mirando la calma que transmite, si hay fauna dentro o revoloteando…Y no piensas en nada más, saludos!

    Me gusta

  12. Hola!
    Lo tendré presente la próxima vez que vaya a un río. De todas maneras, es tan real lo que dices, uno quiere tener todo controlado!! y para qué? Si lo más lindo sería dejarse arrastrar por la vida en su fluir constante. Como si pudiéramos hacer algo con nuestro control.
    Aunque no tengo el río hago el ejercicio diariamente y espero que con el tiempo se convierta en un hábito lo que por ahora es una tarea: fluir…

    Me gusta

    • Si es cierto fluir con la vida es lindo, pero a veces queremos tenerlo todo controlado y esto nos impide fluir. Pero como tu dices se trata de esforzarnos en fluir hasta que sea un hábito.
      Saludos

      Me gusta

  13. Hace poco estuve en un río que bajaba impetuoso la corriente, increíble la majestuosidad que se siente al contemplar su fluir, así es nuestra vida, un constante pasar y dejar ir, nunca estamos en calma, cada día es diferente, aunque parezca que no pasa nada.

    Me gusta

  14. Hola
    Es muy cierto que a veces nos cuesta salirnos de nuestra zona de confort y dejar fluir la vida como venga con los cambios que vengan, nos da miedo al fracaso y muchas ocasiones dejamos pasar buenas oportunidades por ello.
    Que buen ejercio el que nos planteas de conectarnos con la naturaleza para escuchar como fluye la vida en ella.
    Un abrazo

    Me gusta

  15. ¡Hola guapa! Tienes mucha razón en este post, en la vida hay que fluir, hay que evolucionar y adapatarse a lo que va pasando.
    A mi me encanta, sobre todo ahora en verano, ir al río que atraviesa mi ciudad y quedarme mirando el agua fluir, me ayuda a desconectar, a poner la mente en blanco y a reponer fuerzas.
    Un beso, Chanel. ❤

    Me gusta

  16. Me encanta la metáfora de comparar la vida como un flujo y exactamente eso es, la vida fluje así como un río y puede haber ocasiones y situaciones que nos haga detenernos, podemos pensar que la vida se detuvo pero así como un río es solo una obstrucción, una vez que dejamos ir lo malo podemos seguir fluyendo. ¡Gracias por compartir!

    Me gusta

    • Así es Sandra, hay que fluir con la vida, aunque a veces no sea fácil y se nos haga muy difícil conseguie superar esas obstrucciones de las que tu hablas. Hay que soltar lo malo y seguir fluyendo hacia delante.
      Un abrazo

      Me gusta

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo guapa, todos deberíamos saber fluir con la vida como hace el agua de un río y para ello tener tranquilidad y herramientas es básico. Todo en la vida es un aprendijaze y a fluir también se aprende 😉
      Un abrazo

      Me gusta

  17. Hola Odina!
    Reflexionar sobre la importancia del “fluir” es algo muy bonito y profundo al mismo tiempo.
    Nos cuesta “bajar la guardia”, porque como tú dices, queremos tener todo bajo control.
    Excelente ejercicio el que nos propones de contemplar un río, junto a los sonidos que también forman parte del ambiente.
    Aprender a fluir en nuestra vida es un aprendizaje y estar en contacto con la naturaleza nos “despierta” para conectarnos con nosotras mismas y con la vida misma.
    Gracias por compartir!
    Un saludo.

    Me gusta

    • Gracias Guillermina por tu comentario. Si, fluir es un aprendizaje porque nos cuesta mucho fluir como el agua y soltar el control. Estamos acostumbrados a ello y bajar la guardia nos da miedo, pero es la única manera de ir a favor de la vida, fluyendo con ella y sus cambios.
      Un abrazo

      Me gusta

  18. Yo también me encuentro, entre los que se agrada de tener el control de lo que ocurrirá. Y por supuesto acarrea estrés, conservar está conducta con excesos.

    Por otra parte concuerdo en que la vida es imprevisible, pero en cierta medida. Porque nos puede sorprender con lo inesperado. Y paralelamente en otros aspectos influir la consecuencia de lo que realizamos antes para el momento posterior.

    Subrayó positivamente tu consejo, referente a fluir como el agua.
    Porque contribuye positivamente.

    Saludos cordiales Odina.

    Me gusta

    • ¡Hola guapa! Es tan estresante querer controlarlo todo y además es imposible. Hay que fluir como el agua…y evidentemente nosotros podemos actuar e ir cambiar poco a poco nuestra vida, aunque siempre habrá un punto de sorpresa en lo que la vida nos va trayendo, ya que nunca es exactamente igual a como esperabas. Por lo tanto mejor fluir con la vida 😉😆
      Un abrazo

      Me gusta

  19. Guapa, totalmente de acuerdo, debemos dejarnos fluir y aprender que los cambios son parte de nuestra vida y sobre todo una parte importante que nos ayuda a ser mejores y a avanzar realmente en la vida que deseamos construir. Te dejo este fragmento de una entrevista a Bruce Lee:

    “No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza, si pones agua en una botella se convierte en la botella, si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede aplastar. Sé como el agua, amigo, el agua que corre nunca se estanca; así es que hay que seguir fluyendo”.

    Me gusta

    • Guapa me encanta este fragmento de la entrevista a Bruce Lee. Estoy totalmente de acuerdo con él y a la vez sé que no es tan sencillo y que por tanto es un aprendizaje.
      Pero lo cierto es que la vida es cambio y hay que fluir con ella para evitarnos estrés y agobios.
      Un abrazo

      Me gusta

  20. ¡Hola!
    Que razón tienes. Por lo general nos preocupamos demasiado por lo que ha pasado o por lo que puede pasar, y no somos conscientes que es imposible tenerlo todo bajo control. A la par que creo que tampoco es sano pretenderlo.
    Sin duda la metáfora de fluir como el agua de un río, es buenísima. Aunque con un pequeño matiz, fluir para mí no es dejarme arrastrar por la corriente, sino disfrutar del camino, adaptarme a lo que viene y si es necesario saltar los obstáculos, no sé si me explico.
    Como curiosidad, decir que en mi localidad para el Segre, y no veas si voy veces a dejarme envolver por su calma, a disfrutar del silencio y a la vez del ruido del agua y la naturaleza, es mi pequeño retiro espiritual.
    Besotes

    Me gusta

    • ¡Hola Carolina!
      Me encanta tu pequeño retiro espiritual en el río Segre. Seguro que es precioso y con mucha paz.
      Para mi tampoco es sano pretender controlarlo todo. Es mejor fluir, que no dejarse arrastrar, pero si fluir con lo que va llegando mientras pensamos que queremos hacer con ello.
      Besotes

      Me gusta

  21. Hola guapa. Me ha encantado tu artículo. Como bien dices… lo único permanente es el cambio porque estamos siempre en constante movimiento. Debemos de aprender a fluir para que así todo sea más fácil porque nadar a contracorriente es muuuuy difícil, no sabe la pena quedarnos estancados. Me ha encantado el ejercicio. Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.