Entrevista a Tenzin Negi

Tenzin Negi, doctor en Budismo, artífice de un programa para el bienestar

img_cgallego_20160107-094751_imagenes_lv_colaboradores_cgallego_maite_cruz-kj6b-spngb7mponl28ezk-992x558lavanguardia-web

La ciencia nos demuestra que debemos prestar máxima atención a dos valores humanos básicos: la tolerancia y la compasión.

No sé si son tan comunes.

 La habilidad de cuidarnos los unos a los otros es según la ciencia lo que nos define como especie, y lógicamente tiene efectos positivos no sólo para el que es cuidado, sobre todo para el que cuida y para la sociedad en su conjunto. Somos un panal.

Fuera del laboratorio parecen ganar los más fuertes, agresivos y ambiciosos.

Eso es una creencia que los estudios científicos refutan: todos consensúan que es la cooperación y no la competencia el gen de la evolución.

Cuénteme

He llegado a la conclusión de que en este mundo tan complejo, lleno de estresantes psicosociales, lo que más necesitan las personas, y más las angustiadas y deprimidas, son maneras más sanas de forjar relaciones con quienes las rodean. Sobrevaloramos las amenazas.

No es algo nuevo…

Yo vengo de una cultura que cree que cada ser humano tiene un tremendo potencial, somos altamente resilientes, tenemos la capacidad de mantener el optimismo, de no desfallecer, pero para ello lo primero que debemos integrar es que todos los seres de este planeta tenemos una aspiración común: todos queremos ser felices.

¿De qué nos sirve comprender eso?

Nos hace ser conscientes de la interdependencia, comprender hasta qué punto estamos conectados con los demás.

Somos una gran comunidad.

Ser conscientes de esa interconexión nos hace acercarnos a las personas con un mayor grado de afecto, cercanía y ternura, de manera que nos relacionamos con el mundo de una manera más saludable.

Se dividió a los alumnos en dos grupos: uno meditaba más de 90 minutos a la semana sobre esa reciprocidad y la necesaria compasión, y el otro lo hacía menos de 90 minutos. En seis semanas vimos que el primer grupo se recuperaba antes del estrés y reaccionaba menos a él.

Ya nadie discute el poder de la meditación en la salud…

Hicimos muchos otros estudios similares. Enseñamos CBCT a grupos de niños de entre 5 y 8 años y entrenamos en atención plena a otros grupos. Los que habían sido entrenados en la compasión tenían más del doble de amigos, habían roto la división entre amigos y compañeros y tenían más amigos del sexo opuesto.

Difícil de asumir de manera individual, deberían enseñarlo en colegios, empresas…

Sí, porque en las sociedades desarrolladas nuestro mayor sufrimiento es mental: se trata de conflictos con los demás. Somos sociedades avariciosas, y no queda otra opción que disminuir esa avaricia para mantener este planeta vivo y nuestra mente sana.

La gran mayoría andamos atrapados en “ganarnos la vida”.

Desarrollar ciertas habilidades es algo muy pragmático. Por ejemplo: para aprender a controlar nuestros impulsos y conseguir mayor bienestar bastan diez minutos al día atendiendo a nuestra respiración. Hay muchos estudios que lo demuestran.

Cuénteme uno.

Niños de 4 años a los que se enseñó a controlar sus impulsos, diez años más tarde mantenían el control y tenían mayor rendimiento escolar que sus compañeros, y 30 años después, mejor salud, ingresos económicos y relaciones.

Parece absurdo tener que aprender a ser una buena persona…

La felicidad y la infelicidad depende de cuán realistas mantengamos nuestras expectativas, ya que nuestra infelicidad se fundamenta en expectativas poco realistas.

 

Extracto de la entrevista en La contra, La Vanguardia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s