Equilibrio entre tocar de pies en el suelo y volar alto

¡Hola!

Equilibrio entre tocar de pies en el suelo y volar alto

En el post de la semana pasada te hablaba de que debes y puedes celebrar tus fracasos, y el motivo de ello es por lo que estos dicen de ti, del el tipo de persona valiente y con agallas que eres si te has atrevido a pasar a la acción e intentar hacer realidad aquello con lo que sueñas. Y aunque hayas fracasado esto no te convierte en un/a fracasad@, simplemente has cometido un error.

Y los errores, aunque no son deseables para nadie, si estamos bien enfocados en lo que nos aportan, nos traen consigo grandes lecciones que nos ayudan a evolucionar como seres humanos.

Los errores o los fracasos son lecciones fascinantes que pueden tener un gran impacto en nuestra existencia, ya que si aprendemos a verlos como una oportunidad que se nos da y asimilamos una lección de ellos, entonces tienen el poder de cambiarnos y por lo tanto de cambiar nuestra vida, variar el rumbo de esta para ajustarla más a nuestra esencia.

En consecuencia, y aunque suene extraño, podríamos decir que nos facilitan la vida si somos capaces de aprender de ellos.

Si sabemos sacarles una lectura y una enseñanza positiva, son lecciones de la vida que nos van haciendo mas fuertes, que nos demuestran de que pasta estamos hechos y que, por lo tanto, pueden reforzar nuestra autoestima y la confianza que tenemos en nosotros mismos, al darnos cuenta de que vamos superando obstáculos y de que somos algo más sabios que anteriormente.

Podemos afirmar que si aprendemos de nuestros errores, estos van haciendo nuestro camino más sereno y fácil. Y nosotros vamos ganando seguridad, decisión y determinación.

Además hay que añadir que un fracaso puede hacerte cambiar de punto de vista y ver tu proyecto desde otra óptica y eso puede ser paso muy poderoso para encontrar una forma mejor de hacer aquello que hacías y conseguir así el éxito.

Según Charles Pépin, autor de las Virtudes del Fracaso, fracasar es una buena escuela de la vida, ya que nos hace más humildes, empáticos, sensibles a la complejidad humana. Inmuniza contra la arrogancia, el ego inflado y el dogmatismo.

 

Vivir implica aprender, ganar en experiencia debido a los errores y las vivencias que tienes pero sin rendirte, sin perder las ganas y la ilusión por luchar por lo que quieres.

Por qué nunca podemos perder la ilusión y las ganas de intentarlo otra vez con más sabiduría y experiencia.

Estrella2Te invito a encontrar la mezcla perfecta entre escepticismo realista y optimismo, entre tocar de pies en el suelo y volar alto, entre aprender de tus errores y ser más sabi@ y a la vez no desanimarte, no perder las ganas de soñar y de hacer realidad tus sueños.

Aprende a ser la mezcla de adulto con experiencia y niñ@ con ilusión. Una mezcla que, de hecho, ya eres, porque sigues teniendo a ese niñ@ dentro con todas sus ganas y sus sueños. Un niñ@ que quizás está dormid@, pero que seguro que sigue estando ahí.

Prueba a mezclar tu niñ@ ilusionad@ y la experiencia que te han traído todos los fracasos y experiencias que has vivido.

Te quiero impulsar a no rendirte, a intentarlo una vez más y luchar por lo que desea, y a la vez no tener miedo a fracasar ni a lo que los demás puedan llegar a pensar de ti.

Tienes que lograr que no te importe lo que los otros digan de ti, especialmente en el caso de que fracases. No les otorgues tanto poder a los demás para decidir sobre ti, sobre tus actos o sobre tu vida.

Busca rodearte de buenas influencias, de personas que te ayuden y te apoyen en aquello que deseas.

 

Encuentra el valor para hacer aquello que quieres, para crear un proyecto que sea realista, que toque de pies en el suelo, pero que a la vez te ilusione y te llene de pasión y energía.

Prueba, repite, vuelve a probar,…confía en tu intuición y síguela, sin miedo, sin temor a equivocarte, ni a fracasar.

Por lo tanto encuentra la mezcla perfecta entre ilusión, atrevimiento y realismo optimista. Confía en ti y en tus opiniones y sueños. ¡Atrévete!

Un abrazo,

signature (1)

Si quieres leer el libro de Pépin: Las virtudes del fracaso (Ariel)

Anuncios

48 comentarios en “Equilibrio entre tocar de pies en el suelo y volar alto

  1. Es verdad que los errores si los enfocamos bien nos pueden aportar, son lecciones que aprendemos en nuestro interior, nada nos marcara mas que eso, ni que nos lo expliquen ni verlo en los demás, debemos vivirlos nosotros! pero que difícil eso de conseguir la medida justa entre optimismo y escepticismo realista, lo intentare pero no prometo nada porque o hacia es caer en uno u otro!

    Le gusta a 1 persona

    • Si guapa el equilibrio es difícil de conseguir, pero se va consiguiendo a base de ir probando e ir ajustando con la práctica. Hay que conseguir ser optimistas sin pasarnos y a la vez tocar de pies en el suelo.
      Un abrazo

      Me gusta

    • Es bueno recordar o que nos recuerden que se puede aprender de los fracasos y que todos somos humanos y alguna que otra vez todos nos equivocamos.
      Yo también he sido muy autoexigente pero sé que eso no es bueno, es mejor darnos permiso para intentarlo, para fracasar, para aprender…y todo con mucho amor hacia nosotros mismos.
      Un fuerte abrazo

      Le gusta a 1 persona

  2. Tienes mucha razón, lo importante es encarar bien los errores y sacar de ellos una lección. Pero lo que me suele pasar a mi es que el tropiezo te mina la autoestima y confianza, hasta tal punto que no te atreves a continuar o volverlo a intentar. La próxima vez intentaré levantarme de la caida con otro humo, un abrazo y gracias por compartir estas palabras.

    Le gusta a 1 persona

    • Los fracasos van a existir en mayor o menor medida mientras estemos vivos y vivamos intensamente la vida o sea que está en nuestras manos ver que el fracaso nos puede ayudar a conseguir el éxito la próxima vez que lo intentemos, si sabemos aprender de ellos.

      Me gusta

  3. Creo que el equilibrio lo da cumplir años, yo antes siempre volaba y no creía que las cosas podían salir mal, los fracasos van haciendo que dejes de volar. Lo dificil es no convertirte en una esceptica negativa. Ahí estamos..

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo lo difícil es cumplir años y vivir todo tipo de experiencias y no convertirnos en escépticas o peor aún en negativas. Creo que este es nuestro trabajo, mantener la ilusión y las ganas a pesar de los fracasos. Es difícil pero creo que absolutamente necesario.
      Un abrazo

      Me gusta

  4. Estoy totalmente de acuerdo en que los errores nos hacen aprender y que son necesarios para poder evolucionar como persona en cualquier ámbito de nuestra vida. Un error no tiene porqué ser un fracaso, hay que equivocarse para poder encontrar ese equilibrio que todos necesitamos para poder estar en paz con uno mismo y poder hacer bien las cosas.

    Le gusta a 1 persona

    • Un error no es un fracaso si nosotros no lo vivimos como tal y nos damos la oportunidad de aprender y crecer con él.
      Debemos encontrar el equilibro entre nuestros sueños y la realidad y vivir así una vida plena y feliz.
      Gracias por tu comentario en el blog.
      Un abrazo

      Me gusta

  5. Que razón tienes con buscar el equilibrio entre lo razonable y lo que soñamos, a veces se nos olvida y pasamos a ser demasiado realistas o unas locas, aunque los fracasos nos colocan los pies en el suelo y a veces nos dan masterclass de cosas que no hubierámos aprendido nunca de forma tan concienzuda.
    Mantener el equilibrio entre volar y hundirse es complicado, más que a mi me lo parece vivimos rodeados de estímulos que nos hacen pasar de la risa al yanto.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    • Si es complicado mantener el equilibrio en nuestra sociedad, pero está en nuestras manos buscar este equilibrio entre intentar hacer realidad nuestros sueños y tocar de pies en el suelo.
      Los fracasos tal como tu dices son una masterclass sobre como debemos hacer las cosas y a la vez como mejorar.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Saludos

      Me gusta

  6. Hola, guapa! Me ha gustado mucho tu post, yo soy de las que dicen al igual que tu, de que de los errores se aprende y hacen grandes impacto en nuestra vida, ya que son lecciones que aprendemos lo más difícil de todo es encima un punto de equilibrio, yo intentaré aprender de ellos cada día

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas graciaa Kenny por tu comentario.
      Estoy convencida que la mejor opción es encontrar el equilibrio entre nuestros sueños más locos y la realidad. Y siempre sabiendo que podemos aprender de nuestros errores.
      Un abrazo

      Me gusta

  7. Hola!! Me encanta tu blog por que siempre nos traes palabras para alimentar el alma y fortalecer el espíritu. Esta frase que escribes “aprende a ser la mezcla de adulto con experiencia y niño con ilusión” me parece el equilibrio perfecto en la vida. Saludos:)

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tus palabras y tu comentario.
      Creo firmemente en convertirnos en equilibrio entre un adulto con experiencia y un niño con ilusión. Entre tocar de pies en el suelo y volar bien alto.
      Saludos

      Me gusta

  8. Que bello post guapa, me encanta tu forma de ver la vida, y es que es tan cierto, todas esas acciones y vivencias bien que mal no son tan malas porque nos hacen crecer y eso es lo que importa al final. La vida es una escuela y conforme vamos viviendo vamos aprendiendo, luchar por nuestros sueños y convertirlos en realidad. Gracias por tus bellas palabras, me inspiran!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Jessy por tu comentario. 🙂
      La vida es una gran escuela tal como tu dices, y nos enseña cada día cosas nuevas, que si estamos atentos y aprendemos nos ayudarán a hacer realidad nuestros sueños.
      ¡¡Me hace feliz que mis palabras te insipren y te ayuden!!
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

    • Me alegro muchísimo que este post te ayude a reflexionar y a plantearte o replantearte algunos aspectos.
      Hay que soñar, pero tocando de pies en el suelo para poder hacer realidad nuestros sueños de una forma realista.
      Saludos

      Me gusta

  9. Cuando se cataloga a la gente, se suele diferenciar entre la gente perdedora y la gente exitosa. Pero la gente exitosa también pierde, es más pierden muchas más veces que la gente perdedora. En realidad se podría decir que pierden tantas veces que son gente súper perdedora. Hay que aprender de la gente súper perdedora, hay que aprender a nunca renunciar a tu sueños por muchos golpes que te esté dando la vida.

    Porque vas a recibir muchos más golpes, probablemente incluso peores. Y hay que seguir adelante.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes toda la razón la gente exitosa también pierde y fracasa en más de una ocasión, la diferencia entre ellos y otros es que no renuncian a sus sueños a pesar de todos sus fracasos y golpes.
      ¡Siempre hay que seguir adelante David!
      Saludos y gracias por comentar

      Me gusta

  10. Hola odina, yo creo que en eso se basa la vida y la personalidad de un individuo :en el equilibrio entre la realidad y la fantasía, es el yin-yang de toda energía, conjugar las contrarios en equilibrio, muy fácil de decir, más difícil de hacer pero se intenta cada día, bss

    Le gusta a 1 persona

  11. ¡Hola! Me ha gustado mucho tu entrada, al igual que me gustó la anterior. Ayuda muchísimo a la reflexión. A mi me gusta mucho estar en las nubes, la verdad, me ayuda a desconectar un poco de la cruda realidad, pero aún así tengo los pies en el suelo, como bien dices es un equilibrio. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Hola! Hermoso post para reflexionar. Definitivamente los fracasos nos enseñan y mucho! Yo he aprendido de mis fracasos a soltar, a permitirme como dices tu “volar alto”. La verdad es que cuando dejas de controlar todo lo que puede salir mal, las cosas simplemente salen bien, y eso lo aprendi errando! Gracias por este post! Te dejo un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por compartir tu experiencia, con la que estoy totalmente de acuedo. A base de equivocarnos es como vamos aprendiendo a soltar, a no controlar tanto, a fluir…es todo un aprendizaje.
      Un abrazo

      Me gusta

  13. Hola Odina,
    un post muy interesante que nos hace pensar en algo tan dificil de afrontar como es un fracaso o equivocarse en alguna decisión. Y es que es muy duro decir me equivoqué, no tenía que haber hecho esto.. pero al final como tú bien dices, todos esos errores te ayudan a seguir y a hacerte más fuerte. Reconozco que a mi me puede más el realismo que el optimismo, pero cada vez tiendo más a relativizar los problemas porque nada es tan importante y tan grave como para dejarse caer. Siempre se puede salir del atolladero sacando ganas y poniendo ilusión en nuevos horizontes.
    Voy a echarle un vistazo a la lectura que recomiendas de Virtudes del Fracaso… Saludos y estupendo post, como siempre 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuedo, es muy duro equivocarnos y admitirlo, pero de esa aceptación salimos redorzados y aprendemos grandes lecciones, además de admitir que somos humanos y podemos cometer errores.
      Hay que relativizar lo que nos sucede. Yo siempre me pregunto ¿en 10 años me acordaré de esto? Y la mayoría de las veces la respuesta es no.
      Gracias por tu comentario. 😊
      Un abrazo

      Me gusta

  14. Me han encantado tus palabras. Siempre he pensado igual, hay que soñar pero siendo realista, con los pies en el suelo. También comparto la idea de que hay que pasar de las malas críticas, de los comentarios con malas intenciones, de la gente envidiosa, aunque son realmente necesarios en la vida para aprender que no todo el mundo tiene buenas intenciones.
    Toda vivencia es experiencia.
    ¡Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    • Comparto esta frase tuya: toda vivencia es una experiencia, y podemos sacar grandes lecciones de ellas.
      Soñar y volar alto pero con los pies bien asentados en el suelo, creo que esa es la mejor opción.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Me gusta

  15. Que lindo leerte “ Equilibrio entre tocar de pies en el suelo y volar algo” los errores son lecciones que tenemos y que siempre dejan una gran enseñanza, si nos rendimos estaríamos fracasando hay que seguir intentado y encontrar un equilibrio. Me ha gustado mucho tu post gracias por compartir

    Le gusta a 1 persona

  16. A veces se nos olvida que los errores tienen una parte positiva que es aprender de ellos, aprender a no cometer los mismos fallos y a no chocar dos veces con la misma piedra. Cuando fallamos nos venimos abajo y se nos olvida darle ese punto de vista de aprendizaje y que como bien dices en el post los errores forman parte de nosotros pues sus consecuencias hacen mella en nuestro carácter (para bien y para mal). Muy de acuerdo contigo en que hay que mezclar nuestro ser adulto con el niño que todos llevamos dentro aunque algunos lo tengan bien escondido.
    Se nos olvida a veces disfrutar y vivir las cosas con entusiasmo e ilusión. Lo ideal sería encontrar equilibrio entre ambos.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    • Cometer un error es duro, pero si unicamente nos quedamos con esa parte negativa nos estaremos perdiendo otra parte importante del error: el aprendizaje que nos deja. Porque si aprendemos, creceremos y nos haremos más sabios.
      Para mi lo ideal es afrontar a vida con la mezcla de adulto con experiencia e ilusión de un niño.
      Besos

      Me gusta

  17. Siempre me he considerado una optimista con los pies en la tierra. Me encanta soñar y volar lo más alto posible. Me encuesta reflexión para conectar un poco más con nuestra esencia y aprender a ser optimistas sin dejar de ser realistas.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  18. Hola Odina! Nos ha gustado mucho tu post, como bien dices que de los errores se aprende y sobretodo cuando estás emprendiendo como es el caso de muchos de los que estamos en los negocios online, equivocarse es parte del proceso y del aprendizaje continuo. Hay que celebrar los errores al igual que los pequeños logros del día a día ya que son lecciones que aprendemos y nos hacen cada vez mejores. Es como un dicho que dice necesitamos de la lluvia para apreciar el sol, de la oscuridad para apreciar la luz. Un abrazo grande!

    Le gusta a 1 persona

  19. Yo siempre digo que hay que caer y levantarse y seguir para delante. Lo que implica que hay que aprender de los errores para no repetirlos y hacer nuestro camino más sencillo. Hace poco leí una frase que decía algo así como “necesitamos un poco de fantasía para no morir de realidad”. Básicamente, lo que has querido contar tú en este post, bss!

    Le gusta a 1 persona

    • Me encanta esta frase y es muy adecuada para mi manera de ver las cosas. Gracias por compartirla.
      Estamos de acuerdo hay que levantarse y seguir para adelante, aprendiendo de nuestros errores para, en la medida de lo posible, no volverlos a repetir.
      Un abrazo guapa

      Me gusta

  20. Aprender de los errores y no desanimarte cuando vas acumulando uno tras otro fracaso en tu vida no es sencillo, pero como dices hay que tener los pies en el suelo bien plantados, sin olvidar que podemos volar alto, podemos ir lejos y ser todo aquello que soñamos, si nos damos la oportunidad de aprender, de levantarnos y de seguir adelante 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s